· 

Flores de Bach para la Mujer

Continuamos con la serie de entradas del blog, con artículos escritos por nuestro equipo de Mujer Consciente.

 

Hoy te presento a Ricardo Orozco, Médico y Formador de Terapia Floral del Dr. Bach. Ricardo es una de las máximas autoridades en Terapia Floral Bach de todo el mundo e imparte formaciones en España, Italia, Francia, Alemania y América Latina. Siempre activo, acaba de publicar su último libro Flores de Bach · Patrón transpersonal y aplicaciones locales Territorios tipológicos.

 

Puedes seguir su trabajo en su página web www.ricardoorozco.com

 

Te dejo con él, disfrútalo

chicory flor de bach ricardo orozco mujer consciente
Chicory, Flor de Bach

Conocí las Flores de Bach en 1982, de la mano de Carlos Cruz. Él fue mi maestro en esa época, y lo primero que quiero es rendirle homenaje por su sabiduría, amistad y también porque ya no está entre nosotros.

 

 

En esa época yo era un muy joven médico y ya desde antes de finalizar la carrera me atraían las terapias naturales y filosofías de corte humanista.

 

 

La mía, como buen capricorniano, no fue una historia de tipo “libro de autoyuda americano”. Esas en las que uno escribe lo siguiente: <era un tipo tremendamente materialista y de pronto sucedió algo alucinante y mi vida cambió 180 grados. Tuve una revelación…> Creo que en ese entonces más bien buscaba, tanto en el exterior como en mi interior, sin prisa pero sin pausa.

 

 

En el sistema floral de Bach encontré algo más que una técnica: un modelo de crecimiento personal, inteligencia emocional o desarrollo espiritual, sinónimos de una misma cosa. Y también una terapia que descansaba sobre una base filosófica sumamente atractiva.

 

 

Además pude constatar el efecto de las flores en mí mismo y después en muchas otras personas a las que traté. Encontré también un sistema que tanto podía constituir un amable botiquín de primeros auxilios doméstico, como servir de apoyo en numerosas enfermedades y conflictos de la vida cotidiana.

 

 

El tiempo fue pasando y en un determinado momento, en 1993, pensé que era una buena idea empezar a formar gente en el sistema, cosa que mantengo a día de hoy y que se ha convertido en mi profesión y también mi pasión, tanto más cuando pude sistematizar los usos de las aplicaciones locales de las flores. Las mencionadas aplicaciones han ayudado a mucha gente en un gran número de situaciones.

 

 

El primer día de clase, algo que sin duda llama la atención de la mayoría de mis alumnos es la proporción de mujeres, ¡un rotundo 90%! ¿Por qué? Creo que porque básicamente son ellas las que ancestralmente han detectado antes que nadie los signos de enfermedad o desarmonía en el seno del hogar y se han ocupado en un primer momento de la salud y nutrición afectiva de los componentes de la familia.

 

 

También he visto que son ellas las que más se preocupan por crecer como personas. Además, aunque la mayor parte de las flores que usa el sistema floral de Bach son hermafroditas, pienso que el sistema, al basar su capacidad de transmisión en el agua, es predominantemente lunar y femenino.

 

 

Y, aunque las Flores de Bach traten holísticamente tantas cosas, ofrecen bastantes esencias para trabajar lo cíclico, como es el caso de Scleranthus. Otras flores del sistema, como Chicory, Centaury y Heather representan distintas facetas de la energía femenina. El polo masculino está representado por Vine, Oak y Vervain.

 

 

Me encanta el trabajo de Carmen y estoy muy feliz de ser su amigo y de que colaboremos fructíferamente, tanto en mis formaciones como en las suyas. Producto de esa colaboración fue la aparición del libro Flores de Bach. Recursos y Estrategias Terapéuticas. El Grano de Mostaza. Barcelona, 2013, del que somos coautores.

 

 

 

Podría escribir muchas más cosas sobre las flores, pero desde este artículo os invito a conocerlas e integrarlas en cualquier aspecto de vuestra vida. Yo, por mi parte seguiré difundiendo su enseñanza y profundizando en su aprendizaje… y esto no termina nunca.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0